La actividad física tiene grandes beneficios para la artritis

La actividad física tiene grandes beneficios para la artritis

Es muy aconsejable mantener la salud
cardiovascular y generar resistencia muscular

La actividad física regular es beneficiosa para la salud general de todas las personas, a cualquier edad, pero más aún si usted tiene artritis crónica, ya sea osteoartritis o artritis reumatoide.

El ejercicio realizado con regularidad es uno de los tratamientos más efectivos para la artritis y es fundamental para mantener una vida independiente.

Se recomienda realizar al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada, por lo menos cinco días a la semana. Es muy aconsejable mantener la salud cardiovascular, tener el peso bajo control y generar resistencia muscular para aliviar la carga de las articulaciones.

Antes de comenzar con un plan de ejercicios, consulte con su médico. Siempre es mejor hacer ejercicio cuando el dolor es mínimo y la medicación muestra su máximo efecto.

Para manejar el dolor asociado con la osteoartrosis, su médico puede indicarle analgésicos como Kitadol 1000®

Los beneficios del ejercicio regular son múltiples:

• Mejora la movilidad de las articulaciones

• Ayuda a manejar el dolor

• Aumenta la fuerza muscular

• Fortalece los huesos y previene la osteoporosis

• Ayuda a bajar de peso y a mantener un peso saludable

• Mejora el equilibrio y la coordinación

• Reduce el estrés

• Mejora el sueño nocturno

• Aumenta los niveles de energía

• Mejora la respiración

• Brinda bienestar y aumenta la autoestima
 

Ejemplo de ejercicios para las personas con artritis

Ejercicios de fortalecimiento muscular

Ayudan a aliviar el dolor en las articulaciones y mejorar su funcionamiento, al mantener su máxima flexibilidad posible. Estos ejercicios implican mover cada articulación dentro de su rango confortable y luego exigir un poco más, siempre lentamente y con suavidad. EL yoga es una actividad completa en este sentido. Lo ideal es incluir: dedos de las manos y muñecas, cuello, pantorrillas, cadera y columna vertebral.

Ejercicios para las articulaciones
1. Con las muñecas en el apoyabrazos de una silla, doblar la muñeca hacia arriba y hacia abajo. Con igual posición, girar los antebrazos a nivel del codo.


2. Recostado en el piso, sobre una manta o colchoneta, con las rodillas dobladas y los pies juntos, permita que sus rodillas se separen todo lo posible.


3. Colocar las manos sobre los hombros, para que los codos queden separados del cuerpo, y hacer círculos hacia adelante y hacia atrás con los brazos.

4. Boca abajo, con los codos flexionados y los antebrazos hacia adelante, levante el cuerpo sobre los codos, manteniendo las manos en el piso. Baje luego lentamente


5. Recostado sobre un lado del cuerpo, con la pierna de abajo doblada y la de arriba en línea con el cuerpo, levante la pierna de arriba y sepárela del suelo, aproximadamente 25 cm. Sostenga y luego baje la pierna lentamente. Haga lo mismo con la otra pierna.

 
Ejercitación aeróbica
Mejora la respiración y la salud cardíaca. Incluye las caminatas, andar en bicicleta, nadar. También actividades como la jardinería, bailar, practicar Tai chi, yoga o gimnasia acuática son excelentes opciones. Muchas personas con artritis prefieren practicar Tai chi porque sienten que mejora su energía, el equilibrio y la postura, favorece la circulación y la respiración. Por su parte, el yoga combina ejercicio, respiración y relajación, que mejora la flexibilidad y fortalecen el cuerpo y el espíritu.
 
Lo importante es elegir actividades que resulten estimulantes y se ajusten al estilo de vida, para poder realizarlas regularmente